lunes, 2 de junio de 2014

Redecorando el salón

Cada vez que nos cambiamos de casa comienzo un nuevo reto con la decoración.

En 8 años nos hemos mudado 3 veces y como somos de culo inquieto sé que no será la última, así que siempre que compro algo procuro que sean piezas prácticas, bonitas, que me ayuden en el día a día y que resulten versátiles o que se puedan adaptar a diferentes rincones.

Está vez os enseño el último rincón de casa que he decorado, os cuento dónde he conseguido las piezas, pero antes os dejo este collage con la inspiración y con mi rincón de estudio preferido.


La inspiración me vino de la tienda Maisons du Monde, está tienda me encanta para recoger ideas, crear y por poco dinero hacer un cambio inspirador.

El lienzo que compré es el lienzo Meknes que por 40€ no está nada mal, viste mucho el salón y le da el toque que buscaba.

Además necesitaba un mantel nuevo, quería que decorase y que fuera práctico a poder ser impermeable por que en casa como sabéis necesitamos algo de ayuda con la limpieza y el orden y cuanto más práctico sea un producto y fácil de limpiar más útil resulta. Así que en uno de mis paseos por la tienda encontré este mantel del que me enamoré, es impermeable y muy bonito, tenéis otros modelos en Zara Home también impermeables pero yo al final me enamoré de esté y he decir que es resistente como ninguno que haya tenido antes y además agradable de ver a diario.

Los cojines eran otra parte a cambiar, hace años compré 4 cojines en una tienda cercana al rastro de Madrid, que me encantaron pero que con el tiempo han ido perdiendo gracia y remate tras remate, color y demás, así que los jubilé por el momento y guardé la tela por que me sigue gustando (quien sabe, lo mismo los utilizo para algún proyecto de patchwork en el futuro ;) 

Como las 4 sillas en el nuevo salón ya eran demasiadas, eliminé dos y me quedé en el salón con las útiles 2 + 1 más que dejo en la entrada para mi suegro y que quitamos y ponemos a la hora de comer. Así que ahora con dos cojines me bastaba para darle un toque cálido a las sillas y compré dos muy simples en color gris con brillo y pelito. Es el cojín Velvet en gris perla de Zara Home.

El mayor cambio lo dí pintando el blanco de la pared original por un tono adobe, que me recuerda al albero de Andalucía y de Palma del Río, ese toque nos gusta y el poto como en Andalucía no podía faltarnos, los patios andaluces nos encantan así que quise darle un toque fresco y hogareño. Además, es una planta que siempre tengo en interior porque es muy resistente, crece rápido y puedo jugar con ella junto con la decoración.

Con el tiempo me gustaría cambiar la lampara pero por el momento compré un globo de papel de Ikea y al final no resulto tan mal, ya que llama menos la antención y da más protagonismo al resto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

GOOGLE ANALITICS